viernes, 25 de julio de 2008

Navego...

Leed mientras escuchais:
.
.

Navego por un mar donde solo existe paz, me dejo llevar por la corriente, el frío cala por los poros de mi piel, pero no logra llegar a mi corazón, en él siempre hay calor.

Cierro los ojos y vuelvo a soñar despierta, abrazada a mis piernas siento como el mar mece mi barca, siento un sosiego interior indescriptible, te imagino como la más bella de las olas, siempre removiendo mi mar, pero esta vez lo haces con dulzura y delicadeza haciéndome elevar hasta el mismo cielo.

Llega el atardecer, abro mis ojos, me gusta observar ese horizonte lleno de luz y color, me gusta escuchar como el mar me susurra al oído y calma mi interior, sintiendo a su vez cómo su brisa eriza mi piel, como si de tus manos se tratara, te recuerdo, recuerdo tus caricias, tus besos, tu piel suave y tersa. Llevas mi barca hasta la orilla, tú, tú eres mi mar, una vez en la orilla miro hacia atras y veo como te fundes con el cielo, jugando a reflejar el mismo color, las nubes dibujan olas, desafiando la belleza del mar, desafiando tu belleza, creo ver el mar en el cielo, creo ver tu reflejo en el cielo.

Sentada en la orilla, de nuevo abrazada a mis piernas, sintiendo todavía como si me continuaras meciendo, veo como se aleja la barca, dejándome allí, con el rostro enrojecido por ese maravilloso atardecer y unas lágrimas cayendo por mi mejilla.

Aún hoy acudo a observarte con los colores del atardecer.
Eres mi mar...


1 comentario:

La sister dijo...

Que maco titi snifff

Tenyoro tant :(