martes, 15 de noviembre de 2011

Lluvia...

-->
Suena…




Te miro a través de mi ventana y te veo caer, lluvia, amenazante de un día sin sol, la melancolía juega sin saber que es mi corazón el que debe a mi alma querer.
  
La incomprensión de la vida es la que nos quita la felicidad, mas no es tan difícil comprender que algo viejo debe morir, para que algo nuevo nazca, “cerca del final, donde todo empieza”, canta Fito... .
  Gotas de lluvia amenazan con humedecer mi rostro, saladas como el agua del mar, curioso… tintinean al compás del viento, vuelan hasta caer y estallar en el suelo, los truenos se apoderan del cielo, no es mi alma la que llora hoy, es mi vida la que lamenta, yo sólo estoy presa de mi sentir...
.  Gotas de lluvia que caen sin cesar, reflejos de un cielo blanco, gris, reflejante de una luz inmensa que ni el mismo sol es capaz de dar, es allí donde busco esa paz, con la música de tu danzar.
.  Gotas de lluvia posadas en mi cristal distorsionan mi visión, allí fuera, dónde nada tiene sentido y paradójicamente todo cobra sentido, allí fuera, luces que gritan por alumbrar callejones oscurecidos, no es tu llanto mi gemido, es el sufrimiento vivido.
.  Lluvia, aumenta tu intensidad, limpia cada rincón de este mundo contaminado, llévate rápido su dolor, su pena, su angustia, abraza su corazón agotado y descontamina su alma...
. Lluvia...

5 comentarios:

jose dijo...

Escuché el otro día a una persona de esas que siempre tienen cosas interesantes por explicar. "la felicidad es la ausencia de miedo" dijo. La frase me gustó pero ¿porque surge el miedo? ¿como podemos suprimir esa angustia que llaman unos soledad, otros melancolía, otros llorar...? La lluvia sana el alma dicen unos y otros que no deja de sangrar y desgarrar la inocencia perdida. El amor es... una dirección sin final. Hoy creo que no existe el amor que conceví ayer. Hoy ya es distinto porque no está sujeto a mi historia, porque hoy ya no es ayer porque si amo el ayer el hoy no puede ser plénamente amado. ¿Es melancolia? ¿Es triste dejar de amar el ayer? ¿Eres, miluz distinta? Te renuevas y esa lucha por mi, por amanecer a mi lado es la que me prenda, me prende, me hace vibrar. Eres entonces mi verbo, mi acción, mi vida... sólo una, mi sed. Es mágica la ventana a través de la que te miro. No hay dos palabras iguales para igualar tu belleza. Cuando los cuerpos se reconocen no hacen falta para alcanzar la paz. La lluvia sigue cayendo y refrescando el corazón. Si el sol brilla el arco iris dibuja el ardiente estar que nunca me vas a faltar. Eres el altar que mi poesía logra alzar. Porque el amor no tiene nada personal que no nazca de cada uno. Tu eres lo que eliges ser. Yo simplemente soy lo que siento. Eso no se puede manipular en la felicidad. Hoy eres mi vida... mañana no. Danzamos tántricos en la energía de cada fotografía que podemos grabar para que perdure en los recuerdos, para explicarnos cada destello de luz, para explicarnos... aunque no hace falta explicar nada en la paz. La conexión es un goteo del corazón que nos alimenta la felicidad. Sin conexión alimenta la melancolía. Libera y conecta hoy y siempre crece con este amor.

Gemma dijo...

No tengo palabras para contestarte, es precioso lo que me escribirte, afortunada la mujer que esté a tu lado, si la amas, lo harás plenamente...

Cuentame un cuento dijo...

Dichosa la lluvia que todo lo limpia menos mi alma,un abrazo.

eduardo dijo...

precioso tu blog,como cada cosa que haces Gemma...

Gemma dijo...

Mil gracias!!!!