miércoles, 1 de diciembre de 2010

pd: nunca dejes de soñar......................no serias tu................

Pues soñaré que estoy a tu lado a cada momento que te echo de menos, soñaré que siento tu respiración en mi cama vacía, soñaré que caminamos juntos bajo una tormenta de verano, soñaré que vuelve a salir el sol pese a las lágrimas pasadas, tú eres mi SOL...

Deja que te sueñe, déjame sentirte siempre que lo desee, siempre que lo necesite, olvidando mis miedos, aprendiendo a caminar de tu mano... aprendiendo de ti... sin ese miedo atroz que siempre me arrolla... deja que sea yo la que te enseñe mis sueños, adéntrate en ellos...

Eres la parte de un todo que deseo para mí...


Quiero soñar contigo, hazlo tú conmigo y compartamos un mismo sueño...

P.D. nunca dejes de soñar......... no serías tú........

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Luz...

-      - Si fuera tan fácil hacerlo…
-      - Lo és…
-      - Si fuera tan fácil amar…
-      - Lo és…
- -    Si fuera tan fácil…
-      - ¿No recuerdas lo que un día me dijiste…?
-      Tal vez no… tiendo a olvidar las cosas…
-      -  La vida es lo difícil que queramos hacerla.
-      ¿Y crees que estaba en lo cierto?
-      - Por supuesto…
-      -  ¿Sabes que ayer fuiste luz para mí?
-      - Lo sé…
-     ¿Sabes que ayer derramé alguna lágrima, mezcla de dolor y alegría, por mi pasado doloroso y mi presente hermoso?
-     - Lo sé… te conozco…
-     Sí, me conoces… tal vez más de lo que yo quisiera, me siento desprotegida… pero enormemente plena…
-     - Ya te protegeré yo…
-     ¿lo harás?
-     - Ni lo dudes…
-     Eres mi sol… aquel que ilumina mis días más tristes, sin tú saberlo, formas parte de mí…
-     - Sí que lo sé…

Dicen que la magia no existe, mas yo digo que sí… es la que respiro cuando estoy a tu lado, la que me susurra al oído palabras que calman mi alma, tu magia, mantiene latente mi corazón… no es verdad que no pueda vivir sin ti, pero sí es cierto que mi vida se volvería más oscura sin tu luz…


lunes, 15 de noviembre de 2010

La penumbra de un sueño...

Suena...

Debes comprender, que viví en la penumbra de un sueño, un sueño que deseaba compartir, contigo, siempre contigo... te ibas, me invadía la noche… volvías y no me traías el sol… mi corazón se marchitaba cada vez más…


Debes comprender, que viví en la penumbra de un sueño que no fui capaz de iluminar, por tu falta, porque sin ti no era nada, pese a estar equivocada…

Viví en la penumbra de un sueño, porque mi sueño era el amor sin maldad y mi realidad era un amor contaminado, contaminado por la falta de comprensión, por no entender que el amor es un sentimiento tan inmensamente puro que no debe haber nada que lo llene de tristeza…

Contaminaste el amor que nos unía, pocas personas saben o han sentido que cuando se ama, dos almas se convierten en una, tan solo en una… yo lo sé... yo lo sentí...

No supe, ni quise despertar de mi sueño, en él, pese a su falta de luz, el amor sentido sigue siendo tan puro como lo que sintió mi corazón nada más verte… olvidando el dolor, mi sueño, lleno de oxígeno sin contaminar...

Nadie comprende la pureza del amor, porque tal vez nadie sabe sentirlo como yo lo siento… permaneceré en la penumbra de mi sueño, hasta que un día vuelvas a aparecer y tu mirada junto con tu sonrisa, me digan.sin emitir sonidos... "creo en la pureza de tu alma, de tu forma de amar, cree tú en la mía pues descontaminé mi corazón..."

P.D. historia inspirada en una conversación reciente, realicé la fotografía con una compañía sin igual, que lejos del tratamiento melancólico que le di, trae luz a mi vida...

jueves, 4 de noviembre de 2010

Ausencia...

Suena...


Me iré a dormir, con la ausencia de tus caricias, me iré a dormir, bajo el hechizo de tu mirada, cerraré los ojos y te imaginaré para no echarte de menos, recordaré cada sonrisa que me dedicaste durante el día y mis noches solitarias dejarán de serlo, me acompañará tu magia, me acompañará tu esencia, me acompañarán tus sentimientos…

Me iré a dormir, con la tranquilidad que tu corazón instala en el mío, me iré a dormir para soñarte mientras no te tengo y así no dejar de sentirte.

Prometo no derramar ni una lágrima cada vez que note tu ausencia, prometo sonreír mientras la soledad sea mi compañera, haré de ella mi mejor aliada para cuando tú no estés y así conservar la felicidad que tan solo tu presencia me aporta.

Entonces prométeme tú, que seré la alegría de tu soledad, prométeme, que aunque me eches de menos sonreirás al recordarme, prométeme tu felicidad durante tu soledad, saboréala sin olvidarme, recordándome con una de esas sonrisas tan especiales que a mí me regalas a cada despertar, a tu lado… y así convertirás en dulce lo amargo, así convertirás la soledad en alegría, la alegría de saber que sigo a tu lado aún en la distancia.

Voy a cerrar los ojos mi amor, ¿me lo permites?, empiezo a notar tu ausencia, me vence el cansancio, el sueño domina mi ser y te veo… despertaré a tu lado aunque mi cama esté vacía... suéñame tú…


lunes, 25 de octubre de 2010

Te pido...

Suena...



Y si te pido que vuelvas a aparecer, ¿Lo harás? Y si te pido que vuelvas a tocar para mí ¿lo harás? necesito volver a escuchar cada latir de tu corazón.

Si te pienso y te sueño diariamente y te extraño a cada paso dado sin ti… cómo puedo vivir con ello sin que la tristeza me invada, tú tienes el secreto, sé que tú lo tienes, susúrramelo al oído, sin que nadie lo escuche, será nuestro secreto...

Puedo cerrar los ojos y dibujarte con mis dedos, tal cual, como existes en mis sueños, en la eternidad de ellos, pues te eternicé… puedo cerrar los ojos y volver a sentir la suavidad de tus labios, en los míos, puedo soñarlo hasta sentirlo porque un día fue tan real, como hermoso…

Y si me dejo llevar por esta sociedad, fría y temerosa, una sociedad enferma por el miedo a amar, tal vez así te borre de mi memoria, tal vez deje de basar mi vida en un sueño y mi corazón se torne frío, frío como una mañana de invierno invadida por la niebla…


Y si dejara que la oscuridad del miedo atrapara mi corazón, mi corazón agotado, extasiado por querer amar, qué pasaría si yo permitiera que mi corazón se tintara de negro… ¿qué pasaría?

¿lo dejo morir, o lo dejo descansar? ¿y si simplemente me limito a VIVIR?, sí, eso haré... viviré recordándote hasta volverte a tener, no sé vivir sin amar y no quiero un corazón inerte... dime valiente... tal vez lo sea o tal vez los demás sean cobardes... quiero amar...

jueves, 23 de septiembre de 2010

¿Quién?...



¿Quién tiene la posesión de la verdad? ¿Quién puede saber lo que significa cada sentimiento? ¿Quién sabe por qué mi alma se estremece al mirarte? ¿Quién lo sabe?... si no lo sé yo… si a cada sentimiento le busco una explicación, si cada vez que mi corazón se conmueve, me pregunto el por qué lo hace, el por qué de los sentimientos, de mis sentimientos…

¿Quién puede saber por qué te temo? Por qué cada vez que apareces me marcho corriendo con el sinsabor de otra pérdida, con el dolor, la rabia y la furia en mi mirada, la furia de la incomprensión, del miedo atroz… por qué huyo si sé que te necesito…


Quién entiende los sentimientos, si cada uno los siente de manera diferente y por lo tanto, quién osa describir el amor, si yo lo siento con una pasión y una fuerza diferente a la tuya…

Y si cada vez que te miro, lloro… y si cada vez que te miro sufro… ¿por qué me empeño en seguir mirándote? esperando que tus ojos no se hayan asustado de mí, de mi mirada intensa… de mi corazón apasionado.

Por qué desvías tu mirada, cuando ves en mis ojos reflejado el amor, ¿soy yo quien debe definírtelo? ¿soy yo quien debe enseñarte lo que es el amor, su pureza, su existencia infinita?…

Quién osa decirme como debo sentirte, si la que siente por ti soy yo… nadie tiene el derecho de decirme cómo ni en qué medida debo amarte, ni si quiera tú…

“Que nadie domine tus sentimientos, ni tan solo tú mismo, porque no hay nada más puro que lo que hagas guiado por ellos… la razón, contamina los sentimientos…”

miércoles, 1 de septiembre de 2010

INdependencia emocional...



¿Recuerdas aquel lugar? Aquel que te enseñé durante un amanecer, aquel donde vimos nacer un nuevo día, con el sinsabor de haber visto acabar el día anterior… ¿recuerdas aquel lugar? donde el alma vuela en libertad, donde cada suspiro de dolor desaparece fundiéndose con el calor y la libertad del nuevo oxígeno respirado…

¿Recuerdas aquella fina y fría arena acariciando tus pies adoloridos? ¿Recuerdas cuánto bien te hizo?, ¿recuerdas cuánto bien me hizo?

Cierra los ojos, vuelve a imaginarte en aquel lugar, yo también lo haré, necesito esa libertad…

Ven, te volveré a llevar… toma mi mano, olvidaste el camino… tal vez yo también, pero juntos lo volveremos a encontrar…

Desierto agotador, el viento removió la arena y la arena borró nuestro camino, empiezas a perder fuerza, necesitas agua, necesitas aire fresco, el calor se apodera de ti y cada vez te cuesta más caminar, me pides que te deje, que encuentre yo sola el camino, mas yo no quiero, te necesito para encontrarlo. Tus piernas se debilitan tanto… caes sediento, extasiado, abandonas, me abandonas… debo seguir sola, debo encontrar mi camino sola, sigo caminando mirando atrás y viendo como tu cuerpo se torna pequeño a medida que mis pies van dejando huellas, sin cesar, sin descanso, sin suspiro, y las lágrimas no cesan de derramarse de mis ojos humedeciendo así mi rostro…

Te necesito para seguir respirando… te necesito para seguir caminando… no… ¿pero qué digo? estoy caminando sola… y ¿entonces? dependí de ti, dependí de cada aliento que por tu boca salía, era mi aliento, mis ganas de vivir, mi felicidad, dependí de ti… me abandonaste… pensé que no podría encontrar mi camino sin ti, mas a lo lejos empecé a distinguirlo… te abandoné, creí necesitarte pero no es así…

Anocheció, dormí y desperté en lo alto de una duna, presencié un nuevo y maravilloso amanecer, sin ti… puedo vivir sin ti…


Independencia emocional…

Cuántas veces el desamor nos hace pensar que sin la otra persona no somos nada, cuántas personas pasaron por nuestra vida y la marcaron sin más, se fueron sin más, apenando así cada rincón de tu “hogar”, personas que vienen y se van que te hicieron pensar que las necesitabas para sonreír cada mañana, pero no hay nada ni persona más que tú, de la que tu vida y felicidad dependa, aprendí a sonreír en la soledad, aunque me muera por compartir mis sonrisas y al final lo haga, mi felicidad, tan solo depende de mí… al igual que la tuya, tan solo depende de ti, no dejes que nada ni nadie se tome la libertad de arrebatártela… TU FELICIDAD ES TUYA… compártela, pero que no te la quiten de las manos personas que vienen y van...

lunes, 16 de agosto de 2010

Eterna juventud...



Aparecí de nuevo, quise volverte a preguntar, pero en otro lugar, mirando a lo lejos, buscando el horizonte que un día me marcaste… allí estaba… intacto como el primer día que lo dibujaste en mi mirar, hace unos años ya…



Mis lágrimas volvieron a tu encuentro, para fundirse con tus aguas saladas y poder llegar a aquel horizonte, donde se encontraba la paz, la paz que tu corazón quiso instalar en el mío… pero por más que avanzaba, el horizonte continuaba lejos… no lo lograba alcanzar…

¿Cómo pudiste ser joven eternamente? Dime cómo se consigue que tu corazón no se agote y se arrugue con el paso del tiempo, siendo cada arruga una marca de sufrimiento… dime cómo hiciste para que tus manos se arrugaran y tu corazón no… dime, por qué ese agua salada quema tanto en mis heridas y por qué al final siempre acabo preguntándote el por qué de la vida…

Dime, ¿cómo conservaste la eterna juventud? dónde conservaste tu corazón para que continuara latiendo como el primer día, el tiempo va creando heridas en el mío, heridas que no cicatrizan, tal vez porque yo no quiero que lo hagan, tal vez porque me aferro a ese dolor por el miedo que hoy se apodera de mí…

Dime querido abuelo… cómo hiciste para vivir con tu corazón intacto…

-          Mi  querida nieta, aprendí con cada herida sufrida, acaricié mi corazón herido, consiguiendo que latiera con calma y así él mismo hizo cicatrizar cada herida, borrando el sufrimiento, sin olvidarlo, pero sin que volviera a hacerme daño… cogí mi corazón, lo abracé con fuerza y le hice sentir lo mucho que lo amaba, habría dejado de latir si dejaba que los malos sentimientos se apoderaran de él, le habría dejado morir en la tristeza… Así que ahora mismo, coge tu corazón, abrázalo con fuerza y dile que le amas y que le protegerás de todo sentimiento maligno, que la felicidad está sembrada, tan solo debes esperar a que las flores salgan, paciencia, mucha paciencia… ama tu corazón, tan solo así será eternamente joven…

-          Temo a mi corazón herido… huye de algunos buenos sentimientos… te echo de menos…

Mi felicidad sembrada está, pero necesito ayuda para recoger sus frutos…

domingo, 8 de agosto de 2010

Para siempre, en mi paraíso...


Te busco sin llegar a encontrarte, soy artífice de mis miedos, aún sabiendo que añoro el sabor de tus besos prefiero correr y correr, dejarte atrás sin más… olvidarte y tal vez volver a amar, soy artífice de mis miedos…
Estoy aún bajo tu mirada acechante, soy embrujo de tus abrazos, de tus caricias, mas prefiero dejarte atrás…

Melancolía sin sabor, melancolía sin sentir, atrapada en el recuerdo, atrapada entre mis miedos, creé mi propia cárcel… tras los barrotes me siento segura, pero no puedo evitarlo y salgo a respirar el aire que un día me diste, despojándome de toda protección… me siento vulnerable… huele a ti… me aferro al recuerdo del amor perfecto, inexistente, creamos el amor en nuestros sueños y el amor debe ser la realidad de un sueño compartido… un sueño hecho realidad…

Me siento vulnerable…

Así que, vuelvo a mi cárcel, en ella tan solo existe mi olor, el olor del miedo a amar… creé mi paraíso dentro de mi corazón, para no buscarlo fuera… todo está en mí, todo en mí, mi felicidad tan solo depende de mí… para siempre en mi propio paraíso… en él, soy feliz...

jueves, 24 de junio de 2010

Soñarte eternamente...


No quiero encontrarte, ni que me encuentres, quiero quedarme con las palabras que a cada despertar me susurrabas, esa sonrisa matinal que iluminaba mis días, deseo quedarme con la sencillez y la claridad de mis sentimientos hacia ti…

Sensual y mágica la vida que me diste, como un sueño del cual no deseaba despertar, pues con cada despertar mi vida se volvía amarga…

No es el miedo a amar, es el miedo a sufrir por hacerlo, hicimos complicado un sentimiento, hicimos doloroso algo maravilloso…

Quiero cerrar los ojos y soñarte eternamente, aunque no seas real, serás mi “realidad”, un sueño eterno, donde sentirte será fácil, donde las lágrimas no sean de dolor, sino de emoción por tenerte a mi lado, con tus caricias y con el sentir de tus dulces labios sobre los míos…

Tan solo quiero amarte, amarte eternamente…

¿Un último abrazo? Para poder seguir soñándote…


sábado, 17 de abril de 2010

Encontré la respuesta...

Hoy podría contestar qué significa la felicidad, yo que tanto me lo pregunto, porque hoy por fin comprendí que la felicidad son momentos, momentos compartidos, momentos solitarios… pero momentos en los que tu alma se llena, en los que la tristeza se vuelve tan efímera que llega a desaparecer.

Pese a todo, hoy me siento fuerte para vencer a las lágrimas, cuantos sentimientos vividos en 3 días, buenos y horribles, pero al fin y al cabo para mí siempre prevalecerán los buenos, es la esencia de la vida. 7 meses de aprendizaje, doloroso, pero aprendí, sobre todo, a no dejar de sonreír y a no dejar que la tristeza invada mi corazón cuando está en mis manos evitarlo.

Por la gente que me quiere, hoy quería escribir sobre mí y les dedico con toda mi alma lo que jamás dejaré que se borre de mi rostro y que ellos se esfuerzan para que así sea...mi sonrisa desde lo más profundo de mi corazón...

viernes, 9 de abril de 2010

Noche fría...


Vagaba por tus calles con el alma desnuda, cabizbaja, sin rumbo, el ruido de los coches formaba palabras susurradas en mis oídos, pero no las lograba descifrar, ¿qué me querías decir?

Decidí sentarme en un banco a observar, abracé mis piernas… noche fría, noche húmeda… ¿qué es la felicidad?, noche oscura… reinó el silencio tras mi pregunta, calles desiertas, solo luz, luz artificial y nadie que contestara a mi pregunta, nadie…

¿Y entones? Tanto tiempo invertido en encontrar la felicidad y nadie sabe lo que es, cómo sabré si la he encontrado, si perdí su significado.

Continué observando, y vi a ese niño correteando por las calles, riendo, ¿era feliz? Su madre le miró, le dio un enorme abrazo y le dijo que le quería, el niño reía y reía, brillaban sus ojos… ¿era feliz?

Una mano fría como el hielo tocó mi hombro haciéndome estremecer, le miré, mas no podía ver claramente, mi emoción me lo impedía, la alegría de aquel niño… quién la conservara… se sentó a mi lado, no logré reconocer, ¿quién es? Vine a este lugar para estar sola, se acercó a mi oído y me susurró, su aliento era cálido, pero su presencia helaba…

- ¿Quieres saber lo que es la felicidad? Puede que no lo sepas jamás si no dejas de preguntarte lo que es, simplemente un sentimiento y los sentimientos, escapan a la razón, a cualquier tipo de explicación… y ahora empieza a sonreír…

Lágrimas cayeron por mi rostro y las secó con sus manos heladas, se las llevó con ella, se levantó, se marchó, sin poder ver su rostro tan solo vi su espalda, su cabello blanco ondeaba al viento, pero, ¿cómo podía ser? era una noche serena, sin viento…

Noche fría, noche húmeda, noche oscura… recordé “ahora empieza a sonreír” y desde entonces no dejé de hacerlo… ¿soy feliz? lo fui, lo soy y lo seré... aún sin saber lo que es...


jueves, 25 de marzo de 2010

Gracias mamá...

Me despertaste con un beso y una caricia, me despertaste de una pesadilla de la cual yo no quería despertar, pues sentía miedo, miedo a querer, miedo a amar…

Abrí los ojos, y allí estabas tú, con esa fuerza infinita que siempre me transmitiste, pero que olvidé, esa fuerza que me hizo volver a la vida. Eres luz, mi luz…

Secaste las lágrimas que había en mi rostro y me dijiste… “Ahora te toca volver a sonreír…”

Así lo hice, y tú estás siempre a mi lado para asegurarte que jamás deje de hacerlo, con una simple palabra, con un simple abrazo, con un simple beso… yo no sería nada sin tu amor…

Te quiero mami, solo mereces felicidad por ese corazón tan hermoso que posees…

Para ti, esta foto que tanto te gusta, de la nada saqué la belleza porque tú estabas a mi lado…


sábado, 20 de febrero de 2010

¿Qué ves?


- ¿Qué es eso?
- Son lágrimas sostenidas sobre mis manos…
- Yo veo una linda hoja con gotas…
- ¿Sí? ¿es eso solo lo que ves? puede que la realidad esté más allá de lo que eres capaz de ver... dime algo… si te pido un abrazo, ¿me lo darás?
- Claro, por qué no?
- Verdad que no me lo negarás…
- No, no te lo negaré… te quiero y deseo tu felicidad…
- Y entonces por qué ayer no me abrazaste...
- ¿Me lo pediste?
- No, pero supiste de mi tristeza…
- Ay mi amor, acostúmbrate a pedir las cosas…
- Me da miedo… siempre que lo hice me dañaron negándome algo tan simple pero a la vez necesario como un abrazo… ahora dime, ¿qué ves en esa foto?…
- Tus lágrimas de emoción sostenidas sobre tus manos, por el abrazo que ahora te daré…

Tan simple como un abrazo...

domingo, 31 de enero de 2010

Todo cambia...




Volví a aquel lugar, aquel que recordaba de pequeñita, quería volverte a ver aunque fuera soñando despierta. Pero todo cambió, se tornó viejo, al igual que envejecen los sentimientos… ¿Qué quedaba ya de aquel viejo sillón? ¿Qué quedaba?…




No sé cómo sucedió, pero te vi, allí sentado, en aquel viejo sillón y en tu rostro se dibujó una sonrisa, soñaba despierta…
Volví atrás en el tiempo, vi como tus manos, arrugadas por el paso de los años, acariciaban mis pequeñas manos inocentes, aún con mucho por vivir y sentí tu amor hasta dejarme casi sin respiración, te pregunté… ¿por qué? y tus manos cogieron con fuerza las mías, haciéndome entender que debía callar, que no debía preguntar, si las cosas tienen respuestas, con el tiempo las encontrarás sin preguntar, eso me decías…
- Todo cambia, tus manos inocentes se llenarán de marcas y de arrugas, perderás la inocencia, todo cambia, tú cambiarás constantemente, cada persona que pase por tu vida formará parte de ella y te hará cambiar
Eso me dijiste y yo pregunté… ¿por qué? Tu rostro con tu acostumbrada ternura me volvió a sonreír…
- Eso sí que no cambiará jamás, tus preguntas, tus ¿por qué?”
Y entonces acercaste una mano hacia mi corazón llenándolo aún más de amor y me preguntaste…
- ¿Lograste quererte?”
y mi respuesta fue…
- No lo sé… ¿lo logré si conseguí amar hasta rozar la locura?
tu respuesta…
- Tal vez sí… pero ¿sigues amando igual?”
- Creo que no…
- Entonces querida nieta, dejaste de quererte. Solo podrás amar, si te amas y dejas que te amen…
Y el dolor se apoderó de mí, desapareciste sin más, desperté de mi sueño, con el dulce recuerdo de tu olor pero con el dolor de saber que perdí mi querer.
Volví a ver aquel vacío, viejo y destrozado sillón en el que tantas historias me contaste y las que con el paso del tiempo casi olvidé.

Tenías razón... todo cambia, todo cambió…

domingo, 24 de enero de 2010

Sueño...



No me despiertes de este sueño.. no, esta vez no lo hagas, déjame dormir larga y plácidamente, deja que cierre los ojos y sueñe con aquel mundo maravilloso que creaste para mí, aquel que tanto me hizo sentir.

No me despiertes de este sueño... no, esta vez no lo hagas... quiero dejarme llevar por tu magia, quiero adentrarme en ese bosque mágico que creaste para mí... desnudo mi cuerpo queda, ante ese frío intenso, pero un frío asombrosamente agradable, no me importa caminar descalza sobre esas flores que pintaste en mi paisaje mientras se quejan mis pies adoloridos, que más da, voy a crear mi camino, hacia ti...

¿Qué es ese sonido? deja que agudice mi oído... suena un piano, sí, sé que son tus dedos quien lo hace sonar, sé que eres tú quien lo acaricia con tus suaves y delicadas manos, sé como son tus caricias, sé como suenan tus notas, sé como haces vibrar las cuerdas del piano, eres tú...

Decido sentarme junto a un árbol, qué importa el frío si escucho tu melodía... qué importa el frío, si sé que estás, aunque no te vea... abrazo mis piernas desnudas, apoyo mi cabeza sobre mis rodillas y continúo escuchándote, cierro los ojos y siento como acaricias mi espalda... te eché de menos amor, no me despiertes, no... ya no lo hagas por favor... es nuestro sueño... no importa que ya no te vea, te siento, es nuestro sueño... no me despiertes... no...

viernes, 15 de enero de 2010

Al anochecer...

¿Por qué? por qué siempre cuando anochece te escondes entre tus pétalos, privándome así de lo que vi durante el día mientras el sol te ilumanaba, privándome de esa belleza que a mí me encandilaba, que saboreaba y amaba, por qué si sigo a tu lado, siendo la misma, por qué...


Me siento a tu lado esperando a que vuelva a salir el sol, no importa pasar la noche en vela, quiero volver a ver ese hermoso interior. El cansancio se apodera de mí y lucho por no cerrar mis ojos, quiero ser la primera en ver como se abren tus pétalos hasta dejarme volver a ver aquello que yo tanto amo. Cuando creo desfallecer en el intento de permanecer despierta, los primeros rayos de luz empiezan a iluminarte... Sí por fin!! tus pétalos empiezan a abrirse, y yo espero absorta, impaciente, emocionándome por lo mucho que te amo...


Y ahí vuelves a estar, ofreciéndome lo mejor de ti, volviéndome a hacer sentir y haciéndome recordar por qué te amo, pero por favor, no me prives más de esa belleza, no me prives más de tu amor, sufro con cada anochecer...