jueves, 26 de enero de 2012

Te esperaré...

Te veo al pasar amor, como una espera larga en el tiempo, recuerdo aquellas miradas cruzadas imposible que sean olvidadas, aquellos largos paseos cogidos de la mano, aquellas risas pintadas en cada rincón...

Te veo al pasar amor, sin nombre, ni canción, triste, sin rumbo… te veo pasar amor, como una estela, como una suave brisa en la mañana. Mi rostro arrugado recuerda la suave piel de tus manos, no es el tiempo lo que pasó, es tu amor el que se marchitó, no hay tiempo en el amor.

Dime si no es verdad que el amor se ha de plantar, regar, cuidar, al amor se le ha de hablar con pequeños susurros que le hagan estremecer.

Dime si no es verdad, que los años me enseñaron a soñar, a seguir soñando contigo porque sé que un día volverás, y volveré a ponerte rostro… no es dulce la espera, es larga y amarga, pero sé que si sigo esperando volverás a acariciar mi envejecido  y arrugado rostro.

Aprendí a esperar, esperaré pintando sonrisas en nuestro cielo, esperaré, pintando sonrisas por las calles paseadas, te esperaré, no me importa envejecer...